Vélez Sarsfield × en la web de hinchas de Vélez Sarsfield.
Vélez Sarsfield
La red social de hinchas de
Vélez Sarsfield

Llenó el Tanque

CAVSVEZ Por CAVSVEZ

el 18-06-2017 a las 19:29

EL FORTIN
EL FORTIN

Con una actuación estupenda de Mariano Pavone que marcó tres goles, Vélez goleó 5-1 a Sarmiento. El Tanque abrió la cuenta de penal y previo al final de la primera etapa, Delgadillo amplió la ventaja. Ya en el complemento, dos tantos más de Pavone y otro de Maxi Romero, redondearon la mejor actuación del Fortín en el campeonato.

3 años, 2 meses, y 15 días, el tiempo que pasó para que Vélez vuelva a golear de local por 5-1. Aquella vez fue Gimnasia y Esgrima La Plata la víctima. Hoy, Sarmiento de Junín, ya descendido a la B Nacional, quien recibiera una bofetada con los 5 dedos abiertos. Bajo un amplio repertorio de golpes a su rival diezmado moralmente, con la fuerza de un puño bien cerrado y compacto, el Fortín mostró credenciales ante el conjunto juninense y tuvo momentos de alto vuelo.

Los flashes y títulos de las notas que narren lo acontecido anoche en Liniers, serán para Hugo Mariano Pavone. Pero Vélez fue mucho más que fantástica individualidad que se supera día a día con un promedio de medio gol por partido. Los dirigidos por Omar De Felippe acentuaron la levantada que comenzó hace un par de fechas atrás y en esta ocasión, con suma contundencia, se llevaron un triunfo importantísimo pensando a futuro para engrosar su promedio. El camino es largo, no exento de espinas, pero hay que transitarlo a pie firme. Y en esa dirección, el Fortín dijo presente.

Cierto es que tranquilamente un equipo descendido, a la hora de enfrentarlo, puede ser un arma de doble filo. A la supuesta falta de voluntad para pelear un resultado, se le suma la condición de "no tener nada más que perder". Así se paró Sarmiento este sábado por la tarde. Presionando en todos los sectores y si bien pecando de abulia en ofensiva, los de Teté Quiroz hicieron un culto del orden...hasta que Vélez dispuso de las armas necesarias (despliegue físico y contundencia) para generar un caos en el mediocampo y la defensa "verde".

De entrada, Javier Burrai empezó a ofrecer su tenaz resistencia. El arquero de Sarmiento le tapó una volea con destino de gol a Matías Vargas y minutos después, Nicolás Delgadillo dilapidaría una clara situación mano a mano. Sin jugar del todo bien, Vélez se empezaba a hacer dueño del partido. A los 34 minutos, Diego Zabala fue tomado dentro del área y Mariano Pavone cambió el penal por gol. El 1-0 fue un cross al mentón juninense y el partido se rompió por completo: Delgadillo complicó por ambas puntas y Vargas, a pura gambeta revulsiva, se puso el equipo al hombro. De la sociedad de estos dos jóvenes categoría 1997 (ambos en gran nivel), llegó el 2-0. Burrai, volvió a intervenir con dos tapadas a quemaropa y demoró lo que a la postre sería inevitable: Había olor a goleada en la fría noche de Liniers.

Los dirigidos por Fernando Quiroz salieron en el complemento a vender un poco más cara su derrota. Les duró poco el envalentonamiento porque un exquisito pase de Nico Domínguez para Delgadillo, y posterior asistencia a Pavone, terminó de definir el pleito. De todas formas, las recaídas velezanas fueron una constante a lo largo del torneo, aunque esta vez, Alan Aguerre, impidió en un par de ocasiones que el rival se ponga en partido. Solamente hacía falta ajustar algunos detalles para volver a generar peligro en el área de Burrai.

El ingreso del Burrito Martínez por Delga (que tuvo un merecido reconocimiento del hincha) le dio mayor profunidad al equipo. No obstante Burrai, de nuevo, impedía la goleada. Así todo llegó el descuento de Sarmiento en un balón detenido que Vélez marcó mal. Y al rato, un mayor caudal ofensivo le dio el marco ideal a una ya entrada noche en donde Vélez ganó, gustó y goleó.

Solamente quedaba tiempo para el hat trick del Tanque (hermosa definición dejando al arquero en el camino). Tras su característico festejo, otra sentida ovación llegó de los cuatro costados para Pavone cuando De Felippe decidió sacarlo y en su lugar, Maxi Romero, le puso el moño al resultado con un cabezazo contra un palo. El talentoso y joven delantero se pudo sacar la mufa.

Ganó Vélez y se floreó. Después de 1177 días, le volvió a sobrar paño para golear en casa. Con la satisfacción del deber cumplido (aún le queda mucho por mejorar), el equipo va puliendo un estilo. Con Pavone de guía, se enfilan con el Tanque lleno hacia Tucumán para seguir por la buena senda.

 

Fuente: PD17 | F28 | #VEL5xSAR1
Tu comunidad,
en tu móvil
1 VOTOS

Gracias por colaborar con nosotros. En breve comprobaremos la noticia denunciada y actuaremos consecuentemente.

Nuevos comentarios

¿Querés participar en esta sección?

- Si ya sos miembro, accedé / logueate.

Si aún no estás registrado en somosfortinerosfans.com: